top of page

COMPLIANCE VS LA CORRUPCIÓN Y EL DAÑO REPUTACIONAL

Actualizado: 2 sept 2023

La reputación de una empresa es para lo que al humano una arteria al corazón, si empieza a verse afectada, tarde o temprano morirá. A partir del 2016 las empresas mexicanas se han ido involucrando poco a poco en la cultura del compliance, concepto que surge originalmente del derecho anglosajón pero que actualmente se ha extendido en muchas partes del mundo como una herramienta muy poderosa para fomentar una cultura de integridad empresarial, para fomentar mejores prácticas de gobernanza corporativa y para que la empresa se cuide a si misma.


Por corrupción debemos entender lo que ha señalado Transparencia Internacional con respecto a que es “el uso indebido del poder que es utilizado por la (s) persona (s) a quién (es) le fue encomendado para su propio beneficio particular. La forma más común de corrupción es el soborno, que se define como la entrega o aceptación de dinero, regalos u otro tipo de ventajas como incentivo para hacer algo deshonesto, ilegal o que constituye una violación de la confianza en el transcurso de la actividad comercial.” 1


De modo general debemos entender por compliance como aquella herramienta de acción que a través de medidas sistematizadas implementa dentro de la corporación y en todos los niveles (desde la alta dirección hasta los colaboradores del último eslabón) acciones de prevención para evitar que acontezcan vulneraciones en la normativa penal, administrativa, civil, laboral así como en los propios códigos y políticas de la empresa con el objetivo de crear una cultura de integridad centrada en la legalidad y el fiel cumplimiento de las leyes.


Es importante entender que contar con un programa de compliance no se trata ya de algo opcional, ya que al ser la responsabilidad penal de la persona jurídica una realidad en nuestro marco regulatorio, el incumplimiento a un debido control organizacional puede acarrear sanciones jurídicas graves tanto para la empresa, así como para sus dueños. Por tal razón, el gremio de empresarios en nuestro país está empezando a cambiar y está entendiendo que las consecuencias de no optar por una cultura de la prevención que sea adecuada y demostrable puede repercutir de manera significativa en sanciones legales, daños económicos y lo más importante, una afectación reputacional a la empresa.


En tiempos de perenne crisis económica como la que atravesamos hoy en día provocado por la pandemia constituye una gran prueba para medir la eficacia de los programas de cumplimiento que se han implementando en las empresas o bien para enfatizar la importancia de contar con uno dentro de la corporación ya que se ha comprobado que cuando la situación económica se agudiza, hay una clara tendencia hacia los actos de corrupción, la cual genera una pérdida de legitimidad generando a su vez desconfianza, descontento, indignación, y daño reputacional para la empresa mientras que para un país su desarrollo económico será menos viable y sostenible.


De tal manera, los programas de cumplimiento normativo deben estar orientados a enfrentar de forma idónea cada uno de los factores que faciliten o incrementen las conductas ilícitas. Haciendo esto, tendremos un compliance eficaz convirtiéndose a la vez en un instrumento idóneo de prevención y combate a la corrupción.


Por lo tanto, contar con un compliance nos ayudará a prevenir y a detectar irregularidades, nos hará aliados del gobierno pues de manera paralela se estará combatiendo la corrupción y lo más importante se estará fomentando una cultura de integridad dentro de la empresa.


Hay que entender que el mundo globalizado en el que vivimos nos exige no solo cumplir ciertos requisitos legales, sino que las empresas se autorregulen y traten de evitar que la falta de mecanismos internos de un debido control organizacional provoque afectaciones a la sociedad y desde luego sanciones para la empresa. Los empresarios por parte deben entender que el contar con una empresa ética y normativamente responsable es algo redituable.


[1] Transparencia Internacional, Principios Empresariales para Contrarrestar el soborno, 2008, pág. 4, en https://www.pactomundial.org/wp-content/uploads/2016/09/Principios-Empresariales-para-Contrarrestar-el-Soborno-de-Transparencia-Internacional-para-PYME.pdf

54 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page